Películas de Drama Favoritas. Nº2. El valor de una promesa.

¡Saludos! en este segundo post de mis Películas de drama favoritas, le comparto “El valor de una promesa”. No todas las películas son creadas para la gran pantalla, algunos producciones son pensadas para tener más éxito en la televisión, sin embargo, esta película obtuvo una gran recepción en taquilla en el año 1987, además de ser nominada a los Globos de Oro en la categoría de Mejor miniserie o película para televisión y otro en la categoría de Mejor interpretación de un actor en una miniserie o película para televisión.

Por otro lado, la película trata sobre un padre que enviuda y queda solo a cargo de sus cuatro hijos, más adelante el estado se encargaría de la custodia, debido a algunos sucesos no muy justificados y ciertamente arbitrarios que le niegan el contacto con ellos. Está basada en un hecho real y toma temas sociales, religiosos e incluso psicológicos. Como en el post anterior, no pretendo escribir sobre el argumento completo o exponer detalles minuciosos acerca de la producción, prefiero dar mi apreciación de la película y los motivos por los cuales merece estar en mi lista de favoritas.

Reparto

Mark Harmon como Elmer Jackson
Rosemary Dunsmore como Florence Jackson
David French como Richard niño
Chance Michael Corbitt como Wayne niño
Shirley Barcley como Sra. Adams
William Nunn como Juez de la Suprema Corte
Linda Darlow como Trabajadora social
Donnelly Rhodes como Dr. George Northfield
Bill Buck como Jefe de personal
Gary Weber como Detective Raymond

Fuente 

Es de época

Es una película ambientada en los años 30, la simplicidad de estilo de vida de los protagonistas se pone de manifiesto al ver que el jefe de familia se dedica honestamente a la carpintería, una labor que si bien no es la mejor remunerada, le da para tener un hogar con limitaciones pero próspero, sin embargo, la crisis de esos años es notable y las carencias se hacen evidentes. El estilo de vestuario es muy conservador y modesto, no existe opulencia, es la apariencia común de las personas de clase trabajadora de Estados Unidos en esa época.


Dilema religioso

En la película no especifica a que religión pertenece la esposa de la familia, en algunos post de internet aseguran que era Testigo de Jehová, sin embargo en la película no lo mencionan, esta religión respectada pero no practicada por el marido, es la que hace que su mujer se niegue a acudir a los centros médicos para tratar su enfermedad, así como también, fue el motivo por el cual sus niños nacieron en casa y no poseen ninguna partida de nacimiento.

Esto podría ser algo polémico, muchos a esta altura pensarán que la religión no debería ser impedimento para acudir a un centro médico, sin embargo era en los años treinta y si actualmente existen Menonitas y Amish en Estados Unidos, los cuales conservan tradiciones y practicas muy arcaicas, por qué es de extrañar que sucesos como los narrados en la película sean basados en una historia de la vida real.

Expone la burocracia del estado

La mayoría de las naciones tienen leyes que protegen a los niños y poseen instituciones que se encargan de los casos familiares particulares en los cuales un infante está en situación vulnerable, pero pocas naciones tienen regímenes tan estrictos, esto sumado a la burocracia que crece como un gran parasito dentro de las instituciones, ocasiona que a veces los procedimientos no sean llevados a cabo con el correcto seguimiento y eficiencia.

En la película se ve un claro ejemplo de ello, al quitarle la custodia al padre y ponerle condiciones muy difíciles para recuperarla, así como también el hecho de que en dichos procedimientos intervinieron personas inescrupulosas quienes con una mentalidad egoísta y prejuiciosa lograron ensañarse en contra de un padre cuyo corazón era capaz de ofrendar con tal de tener a sus amados hijos con él.

Cada niño es una historia

Esta película es tan dura como tragarse un puñado de espinas. Al ser separados los niños de su padre, no solo deben abandonar el duelo de la muerte de la madre para concentrarse en sobrevivir, sino que a cada uno le tocará una oleada particular de malas experiencias, daños psicológicos y físicos, de los cuales ninguno de los cuatro va a salir ileso.

Recordar al padre resulta ser lo menos difícil, comparado con el no poder recordar que el mundo no necesariamente es cruel en todos lados, que en un tiempo fueron felices y que su familia era buena a pesar de las carencias, estar rodeador de personas malas todo el tiempo a partir de la separación fue uno de los daños que mas sintieron los niños.

El final feliz es relativo

El gran reencuentro es algo que todos deseamos, sin embargo, las sucesos del camino son tan severos que el final llega amargamente. Creo que muchos considerarían que los niños llevaron la peor parte, sin embargo, la manera de actuar del padre no podía ser más humana, la promesa se cumple, al amor por su primera esposa es evidente así como también por sus hijos, el no dejó de luchar, pero en esa lucha él debía seguir viviendo, sino no podría haber tenido el valor para aguantar tantos años alejados de sus hijos. En la película, la paternidad es un concepto en el cual se pone en duda la sensibilidad y la habilidad de un hombre para el cuidado de niños, en la película vemos como el prejuicio forma parte importante en ello.

Acá les dejo un link de Youtube, del cual obviamente no soy autora y por lo tanto no garantizo la posteridad del mismo, sin embargo mientras esté disponible pueden disfrutarla:

Fuentes de imágenes

Fuente 1, Fuente 2, Fuente 3 y Fuente 4.

Espero les haya gustado leer sobre mi gustos fílmicos. Les invito a leer mis próximas publicaciones y siempre estaré dispuesta a responder sus preguntas y comentarios. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *