Películas de Drama Favoritas. Nº 5. Nadie sabe (2004)

Es una película japonesa que muestra el drama de cuatro niños obligados a sobrevivir con la ausencia de padre y el reciente abandono de su madre, en un pequeño apartamento alquilado. Está basada en un hecho real, siendo hallados cuatro niños en estas circunstancias, viviendo solos en una apartamento en Japón, la noticia tuvo un revuelo considerable, ya que bajos las estrictas leyes de Japón este tipo de casos es particularmente notable para los medios. Como siempre daré mis apreciaciones personales o motivos por los cuales es una de mis películas de drama favoritas. Como siempre daré mis apreciaciones personales o motivos por los cuales es una de mis películas de drama favoritas.

Datos técnicos

Dare mo Shiranai (誰も知らない lit. «Nadie sabe»?), también conocida en inglés como Nobody Knows, es una película dramática japonesa del año 2004, basada en el caso de abandono de los niños de Sugamo de 1988. El filme es dirigido por Hirokazu Koreeda y protagonizado por Yūya Yagira, Ayu Kitaura, Hiei Kamura, Momoko Shimizu, Hanae Kan y la actriz veterana You.

La película fue estrenada por primera vez en el Festival de Cine de Cannes el 12 de mayo de 2004, y posteriormente lo fue en los cines japoneses el 7 de agosto de 2004. Fue bien recibida por la crítica y recaudó más de 11 millones de dólares a nivel global. Ganó varios premios, en particular el de «Mejor actor» en Cannes, así como los premios a «Mejor película» y «Mejor director» en la 47º edición de los Hochi Film Award.Yūya Yagira, de entonces trece años, se convirtió en el actor más joven en ganar la categoría de «Mejor actor» en toda la historia de Cannes.Yagira también fue el primer —y hasta el momento el único— actor japonés en ganar esta categoría. Fuente.

El dilema de la madre joven

Son encontradas las opiniones que he escuchado de otras personas con respecto a la manera de actuar de la madre en esta historia, el mismo hijo mayor la llama egoísta, sin embargo, en Latinoamérica que una madre joven tenga hijos de diferentes padres y termine abandonándolos por un hombre no es algo que sorprenda (no siendo motivo de orgullo claro está). Pero, en la cultura japonesa, la aceptación social de una madre soltera es mucho más compleja, la película muestra un poco de ello, ya que no es tan común que una mujer con hijos vuelva a casarse, por tanto ocultar sus hijos fue la alternativa (no acertada ciertamente) que tuvo esta madre para rehacer su vida, es algo egoísta a mi parecer pero no por ello dejo de entender los motivos aun cuando no los apruebe.

Las responsabilidades del hijo mayor

Para nadie es un secreto que dentro de la cultura asiática, cuando el primer hijo es de sexo masculino, recae sobre él una gran responsabilidad, se le considera “el heredero” en muchos casos de la casta familiar, sin embargo, al ser el hijo mayor de una madre soltera, este niño enfrenta la responsabilidad del ser “el hombre de la casa”, a pesar de que es muy maduro para su edad y bastante inteligente, no deja de ser un niño, lo cual lo hace cometer ciertas equivocaciones al estar a cargo de cuidado de sus tres hermanos cuando su madre los abandona y solo envía una remesa de dinero de vez en cuando.

Todo niño necesita supervisión

La capacidad de los niños es sorprendente, cada día son más las personas que opinan que incluso los niños de hoy pareciera que vinieran aprendidos, sin embargo, un niño nunca dejará de ser niño por muy capacitado que este en alguna área, por muy inteligente, maduro y perspicaz que pueda ser frente a los peligros, los accidentes son siempre impredecibles, ellos ocurren incluso bajo la supervisión de adultos, pero es necesario a presencia de adultos al cuidado de los menores, no se puede dejar solo a ningún niño sin supervisión y mucho menos a cuatro esperando que nada malo suceda, prueba de ello son los sucesos que narra la película.

Las estaciones y el crecimiento

La estilo de narración de la película es sublime, esos constantes silencios en donde solo se observa las acciones de los niños dicen mucho más que mil palabras, la película muestra las cuatro estaciones del año, en ese periodo de grabación uno puede observar los cambios de crecimiento de los niños actores y esto hace que el drama se torne mas real, la relación entre ellos se torna natural y a medida que ese año va pasando, los niños crecen no solo físicamente sino mentalmente, se nota un cambio considerable en cada uno, se van perfilando personalidades más definidas y se ve como un niño se adapta a situaciones de adulto, madura de manera precoz y es capaz de sobrevivir pero no por ello de de sentir como un niño.

Este tipo de películas no es para todo el mundo, debido a su ausencia de dialogo en muchas escenas, sin embargo, el paisaje y fotografía es hermoso, la ausencia de palabras al final es compensado con una canción cuya letra te hace comprender de manera más profunda los hechos, madurar es algo que duele pero que es necesario.

Acá les dejo un link del cual obviamente no soy autora y por lo tanto no garantizo la posteridad del mismo, sin embargo mientras esté disponible pueden disfrutarla (si es de esos que hay que clickerar varias veces y te abre publicidades pero al final si corre el video, que esperaban es una película gratis online. ¡Disfrútenla!

Película Completa Aquí

Fuentes de Imágenes:
Fuente 1, Fuente 2, Fuente 3

Espero les haya gustado leer sobre mi gustos fílmicos. Les invito a leer mis próximas publicaciones y siempre estaré dispuesta a responder sus preguntas y comentarios. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *