Ciencia y Arte ¿Amigos o Enemigos?

Desde los tiempos antiguos, con el nacimiento de nuevas tendencias filosóficas, donde se crearon escuelas de pensamiento como la aristotélica y la platónica en Grecia, por tomar un ejemplo, se ha trató de dividir el conocimiento por áreas, este tipo de división perduró en el tiempo hasta llegada la edad media, donde la educación y los aprendizajes estaban construidos sobre el trivio (gramática, retórica y dialéctica) y el cuadrivio (aritmética, geometría, astronomía, música).

En este sentido, las manifestaciones artísticas como el manejo y conocimiento de métodos científicos, se consideraban procesos antagónicos, sin embargo, en la actualidad muy a pesar de que este pensamiento tan obtuso de tomar el hecho artístico como desligado del científico, aun se encuentra en la memoria colectiva de la humanidad, considerar que dicho paradigma se cierto es risible.

Asimismo, es ilógico separar dos aspectos humanos que tienen que ver con el procesamiento de ideas para generar un producto, en este caso, científico o artístico. Generar tanto un nuevo conocimiento o una obra plática debería ser considerado “Creación”, es decir, provienen del intelecto y sensibilidad humana, de un proceso que conlleva pasos (sistematizados) y que por ninguna razón escapa a la sensibilidad.

Si bien es cierto que la ciencia no acepta la incorporación de emociones en el hecho científico y los resultaos siempre van a ser cuantificables, no es una secreto que los mayores descubrimientos científicos se ha dado gracias a la intuición del la persona que lleva a cabo el experimento.

Por otra parte, si se toma en cuenta la teorías sobre los hemisferios cerebrales de Mc Lean (1978), el cerebro humano estar dividido en partes, el reptil, límbico, el hemisferio derecho y el hemisferio izquierdo, en este sentido, el izquierdo estaría más ligado a la ciencia, debido a que se le atribuye la capacidad análisis, raciocinio y cálculo numérico; el derecho en cambio, se encarga de las emociones, la intuición, los colores, la creatividad y por lo tanto esta más ligado al arte. Sin embargo en la teorías más actuales, se habla del Cerebro total (Herrmann,1989), teniendo en consideración la interdependencia de los hemisferio, donde el funcionamiento de uno interviene en el del otro y por lo tanto verlos como algo separado es no aprovechar al máximo sus capacidades.

En este orden de ideas Ruiz, C. (s/f), en su estudio sobre la Neurociencia y Educación, concluye que “existen hemisferios, áreas o cuadrantes que cumplen funciones específicas, que caracterizan el comportamiento humano, pero éste, a su vez, requiere de todo el cerebro, para operar de manera óptima”.

En consecuencia, es de inferir entonces que, si las capacidades del cerebro humano si bien se dividen en áreas estas no pueden separarse, lo mismo ocurre con el método científico y al arte, muy a pesar de que parecen totalmente opuestos, no son términos ni procesos “enemigos”, muy al contrario son necesarios el uno para el otro, si bien el artista no internalice sobre el manejo del método científico y el científico no repare en ver hasta qué punto su creatividad interviene en su que hacer. Ambos se necesitan y si saben poner en práctica los procesos científicos y de creación artística se pueden obtener grandes resultados.

Referencias

  • Bolívar, C. (s/f). Neurociencia y Educación. Texto consultado en Web. Disponible aquí
  • Herrmann, M. (1989). The creative brain. Búfalo: Brain books.
  • Hinrichs, Fritz. (1996). Introducción a la Educación Clásica. Texto consultado en web. Disponible aquí
  • MacLean, P. (1978). Education and the brain. Chicago: Chicago Press.

Fuente de Imágenes

Las imágenes pertenecen a artistas que tengo la dicha de contar como mis amigos personales, les invito a seguir sus blogs en steemit: @aire.delmar @yetsimar @jarilustra @santa-morgana333 @luluggo y los que no tienen pues en sus instagram:  @jhoakruci @zeresaksart

Espero les haya gustado. Les invito a leer mis próximas publicaciones y siempre estaré dispuesta a responder sus preguntas y comentarios. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *