Películas de Drama Favoritas. Nº 7. Los niños del cielo (1997)

Escribir sobre la infancia parece algo muy interesante por ello abundan las películas alegres y divertidas para ver en familia, sin embargo, la brecha que existe entre las culturas orientales y occidentales a veces se ve reflejada de mejor manera cuando se aborda la niñez, la manera en que viven los niños nos dice mucho de una cultura e incluso de un país. Los niños del cielo (Bacheha-Ye aseman) es una película iraní dirigida por Majid Majidi en 1997, y en ella se narra la historia de dos hermanos quienes tienen la desventura de perder un par de zapatos.

El valor de la honestidad

En algunas culturas y la deshonestidad y el robo son fuertemente condenados, en unas de manera más radical que otras ,en el islam un ladrón es considerado lo peor, sin embargo, en la película se muestra que más que por temor a la ley de su dios, la honestidad es algo que se aferra mas a los valores familiares, ejemplo de ello es cuando el padre se niega a tomar siquiera un cubo de azúcar de la mezquita o cuando el niño aun sin zapatos, ni siquiera piensa en tomar alguno de los cientos de pares que dejan sin cuidado gran cantidad de personas al estar en oración.

La responsabilidad del hermano mayor

Muchas personas podrán afirmar que la importancia de la figura masculina como líder de la familia es debido al sistema patriarcal de la creencia islámica, sin embargo, el niño protagonista pone de manifiesto el amor de hermano y la responsabilidad como mayor, al sentirse responsable de su hermana hace todo lo posible por enmendar el error que le ocasiono terribles consecuencias.

La desigualdad social

Cuando la película al inicio nos muestra solo una cara del panorama económico de Irán y pareciera no existir otro, mas tarde nos abre los ojos al mostrar el lado “rico” de la ciudad, allí se puede notar la desigualdad social que existe y en ello vemos como son las casas, las calles y los jardines de los adinerados. Padre e hijo intentar buscar trabajo en ese alejado sector de su misma ciudad, mostrándonos que aun cuando la gente honesta, trabajadora y de buen corazón intenta salir adelante, el sistema político y económico lo impide, condenando a la miseria de por vida a quienes no han tenido la suerte de nacer en el lado “bueno” de la ciudad.

No solo el oro brilla

Esta película demuestra de nuevo que con un bajo presupuesto se pueden hacer grandes películas, dicho director aborda un tema profundo con una sencillez enorme, el trasfondo de los sucesos es más importante que los lujos. La historia triste se torna hermosa y entretenida, tiene la dosis de emoción necesaria para hacer reír al espectador en ocasiones y en otras hacerlo llorar.

El esfuerzo

A veces los niños son flojos, no aprecian el valor de las cosas o simplemente se rinden muy rápido frente al esfuerzo que implica trabajar duro para tener una recompensa. Muchos abandonarían las escuela al tener tantos problemas para asistir, otros robarían unos zapatos, otros se quedarían llorando esperando que sus padres le resuelvan el problema, pero no es el caso de los niños de esta película, ellos luchan y lo hacen sin que nada los obligue, si acaso solo sería el sistema mismo quien los obliga a luchar cada día más fuertemente.

Las prioridades

Casi al final de la película nos damos cuenta como las prioridades están claras para el niño, al cual no le importa perder la oportunidad de tener un premio a cambio del bienestar de su hermana. Ello habla mucho sobre la madurez que adquieren los niños en situaciones vulnerables, ellos deben tener en muchos casos más madurez que un adulto y asumir responsabilidades inmensas.

Acá les dejo un link del cual obviamente no soy autora y por lo tanto no garantizo la posteridad del mismo, sin embargo mientras esté disponible pueden disfrutarla:

Película Completa Aquí

Fuente de Imágenes: 1 2 3 4 5 6

Espero les haya gustado leer sobre mi gustos fílmicos. Les invito a leer mis próximas publicaciones y siempre estaré dispuesta a responder sus preguntas y comentarios. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *