Películas de Drama Favoritas. Nº 8. Bent (1997)

¿Se imaginan ser un gay en el tiempo del holocausto? Muchos pensarán que no sería diferente a ser judío si se caía en manos de las SS, sin embargo Bent es una película es una película británica de 1997, que narra la terrible historia de un homosexual que es atrapado por las fuerzas nazis y que por no haber pruebas de lo que se le acusa, les es asignada una estrella amarilla como a cualquier judío en lugar de un triangulo rosado en el campo de concentración, la rosa era para los “desviados”. “Bent” significa torcido y de allí el titulo de la película.

Datos técnicos

Dirigida por Sean Mathias y protagonizada por Clive Owen, Lothaire Bluteau e Ian McKellen. Está basada en la obra de teatro homónima de 1979 de Martin Sherman, a su vez inspirada en Los hombres de los triángulos rosas, el superviviente a los campos de concentración Hans Heger.
La película cuenta la persecución de homosexuales en el Tercer Reich a partir de los sucesos de la Noche de los cuchillos largos y el asesinato del líder nazi Ernst Röhm, de tendencia homosexual. Fuente

Reparto

Clive Owen: Max
Lothaire Bluteau: Horst
Ian McKellen : Freddie
Nikolaj Coster-Waldau: Wolf
Mick Jagger (Rolling Stone): Greta/George
Brian Webber: Rudy
Rachel Weiszː Prostituta

Fuente

El amor nace en cualquier circunstancia

No esperemos escenas de amor desesperadas o románticas de un amor furtivo en la película, en el desarrollo de los hechos vamos a ver el florecimiento del amor de una manera distinta, de forma silente, pausada y nos obliga a sentir empatía por los protagonistas, por su amor inexpresivo más que por estar condenados a las torturas nazis.

Obviamente es un amor atípico, sin embargo la película muestra que el amor va mucho más allá del plano físico y sexual, el amor incluso entre personas de un mismo sexo sin ninguna connotación sexual hace reflexionar incluso sobre el amor hacia el semejante, hacia el humano como tal.

La empatía como paso previo al amor

A veces la gente suele ser un poco obtusa cuando se trata de las relaciones personales, hay quienes consideran que personas de un color de piel distinto no deberían estar juntos o que una persona pobre y una rica tampoco podrían ,es decir que las personas diferentes no tendrían una buena base para su relación, que las peras van con las peras y las manzanas con las manzanas, sin embargo, si algo hay que rescatar en este caso es que, la empatía es un paso previo al amor, es decir, una persona ama con más pasión a otro cuando conoce sus dolores, es decir sabe en carne propia las situaciones que enfrenta y por tanto puede ponerse en su lugar, esta empatía hace florecer el amor, la compasión y el respeto. En la película los protagonistas pasan por las mismas penurias en el campo de concentración, pero además saben lo que es ser homosexual en ese tiempo y esto es lo que hace que se amen en silencio.

Un final cortante

En la película se muestran escenas bastante fuertes, incluso a los pocos minutos de narración, al ver un asesinato bastante cruel, sin embargo el final es verdaderamente un golpe a nuestros sentimientos, el espectador no se espera tal final, ya que a pesar de las circunstancias uno espera siempre que en algún momento el amor se manifieste en forma de palabras, lo cual nunca ocurre, el amor por otro lado es expresado en forma de hechos y lamentablemente hechos muy tristes.

Acá les dejo un link del cual obviamente no soy autora y por lo tanto no garantizo la posteridad del mismo, sin embargo mientras esté disponible pueden disfrutarla:

Película completa Aquí

Fuente de imágenes

Espero les haya gustado leer sobre mi gustos fílmicos. Les invito a leer mis próximas publicaciones y siempre estaré dispuesta a responder sus preguntas y comentarios. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *