Distraído (Poema)


Rendida en un tajo de alegría inundada
me dispuse a ver la poca saturación de tu mirada
inmaculada ante la incomprensión de mi premura.

El sesgo aire se cortaba
mientras tus fortunas eran regadas por mi ser
la abundancia que desborda un cántaro vacío antes roto.

Distraído estabas de la manifestación pulsiva
porque la incredulidad del ser que adora otro latidos
no sufre ante la presencia de un volcán.

Poema: Irene Navarro (2018)
Pintura: El caminante sobre el mar de nubes (1818) del pintor Caspar David Friedrich.
Fuente

Espero les haya gustado. Les invito a leer mis próximas publicaciones y siempre estaré dispuesta a responder sus preguntas y comentarios. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *